Make your own free website on Tripod.com

Conocedores y profundos observadores, los artistas prehispánicos crean obras con formas orgánicas y las reinterpretan con formas cúbico-geométricas. Sus pigmentos son de origen vegetal y animal; utilizan como soportes y materiales el barro, el jade, la obsidiana, el estuco, piedras de diversas calidades, la concha, etc.

Sus personajes representan a los dioses, que eran la Luna, el Sol, Venus; a los elementos (agua, tierra, fuego y aire) y a los fenómenos naturales (lluvia, trueno, viento, etc.). En sus composiciones se integran, además de dramas cósmicos, el hombre, sus misterios, ciertos poderes herméticos, la creación, la muerte, la naturaleza.